Así es como los restaurantes le están dando un giro comestible y sin riesgos al 'Tide Pod Challenge'

Así es como los restaurantes le están dando un giro comestible y sin riesgos al 'Tide Pod Challenge'

Publicidad

En los últimos años hemos visto la creación de diferentes retos que se comparten a través de redes sociales y plataformas de contenido multimedia. El más famoso quizá fue el Ice Bucket Challenge que consistía en tirarse encima una cubeta de agua helada y nominar a otros a hacerlo en las siguientes 24 horas. Sin embargo, este 2018 ha iniciado con un reto que puede ocasionar serias complicaciones a la salud por intoxicación: el Tide Pop Challenge.

Este reto que se ha vuelto viral entre adolescentes, y del que YouTube ha decidido retirar ya todos los videos que hacen referencia a él, consiste en comerse una cápsula de detergente; dichas cápsulas contienen ingredientes tóxicos como etanol y peróxido de hidrógeno, y su consumo puede causar quemaduras en el sistema digestivo, pérdida de la conciencia y convulsiones, entre otros.

Pero mientras la compañía fabricante de éstas cápsulas ha lanzado una campaña para detener este reto del que se ignora su origen, algunos otros negocios están buscando la forma de aprovechar la tendencia (y encontrar una posible solución), tal como ha ocurrido en el caso de otros fenómenos sociales como lo fue en su momento la fiebre de Pokémon Go. Los restaurantes se han inspirado en estas cápsulas para hacer interesantes bebidas y bocadillos.

Tide Pod Challenge en restaurantes

Como ejemplo tenemos a Hurts Donut, un local especializado en venta de donas ubicado en Missouri, quienes han creado una dona decorada de tal manera que nos recuerda las cápsulas de detergente. En su promocional, deja claro que comerse el detergente no está permitido, pero comerse una dona glaseada, sí que lo está.

Tide Pod Drink

Los bares, están también sirviendo bebidas que se asemejan a los colores del detergente, pero desde luego, sin que lo contenga. Una pizzería, por ejemplo, ha creado unos bocadillos rellenos de queso mozzarella y pepperoni y decorados con los mismos colores del detergente, en un intento de evitar que los adolescentes sigan comiéndose las cápsulas de detergente.

Imágenes | @cvtpipe, Hurts Donut

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio