Boing le dice adiós a los popotes de plástico

Boing le dice adiós a los popotes de plástico

Publicidad

Beber Boing de un popote pronto será una cosa del pasado. Esto como parte de una estrategia comercial en una creciente guerra contra los popotes. Cooperativa Pascual, fabricante mexicano de las bebidas Boing y los refrescos Lulú, anunció que está desarrollando un nuevo envase para disminuir el uso de popotes en sus bebidas.

Entre las nuevas opciones está incorporar el uso de taparroscas. Directivos de la cooperativa aseguran que este cambio es fácil de incorporar en los envases de un litro, pero todavía falta trabajar en los envases más pequeños. Otra opción viable que consideran, es utilizar popotes biodegradables.

Además del cambio en el diseño, Cooperativa Pascual dice estar comprometida con el cuidado del medio ambiente, y entre sus próximos planes está una campaña de reciclaje de popotes que será lanzada a fines del año. Como parte del proyecto “México lindo y querido 2018”, también estarán participando en la limpieza de playas en Acapulco.

El movimiento contra los popotes empezó cuando los consumidores nos dimos cuenta del costo ambiental de la gran cantidad de plásticos de un solo uso que utilizamos. Según algunos estudios, los popotes y los agitadores representan el 7 por ciento de los productos de plástico que se encuentran en el medio ambiente, y la mayoría de ellos terminan en los mares. Se estima que cada año se utilizan y se desechan alrededor de 500 millones de popotes en todo el mundo. Un popote tiene una vida útil de 30 minutos, pero se puede tardar en desintegrar entre 100 y 500 años.

En Directo al Paladar México | McDonald's se prepara para reemplazar los popotes de plástico
En Directo al Paladar México | Inventos gastronómicos: el popote flexible

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio