Trucos de cocina que en realidad no funcionan

Trucos de cocina que en realidad no funcionan

Publicidad

Quizá ya lo hayan notado, con el creciente uso del video en las redes sociales, hoy en día estamos expuestos a una enorme cantidad de trucos para hacernos la vida más fácil en casa, en el jardín, en el trabajo, en la escuela y desde luego en la cocina. Lo malo, es que muchos de esos trucos de cocina en realidad no funcionan.

Junto con esos trucos, están también los tips y los consejos que en lugar de hacer que nuestra comida gane en calidad logran lo contrario y lo malo, es que muchas de las veces no nos damos cuenta. Por eso, hoy hablamos de esos trucos de cocina que debemos dejar de creer.

La leche mejora los huevos revueltos

Huevos Revueltos

Confieso que yo misma caí en este truco al verlo en una popular revista de cocina, y aunque a primera vista me dije que no tenía sentido pues solo complicaba más la preparación, con el tiempo comencé a hacerlo. Pero ponerle leche a los huevos hace que la mezcla sea mucho más ligera antes de cocinar, lo que conlleva que tengamos que dejarlos más tiempo en el fuego para que se cuajen, y por siguiente, es mucho más sencillo que los sobrecocinemos. Lo que si los mejora, es agregarles un poco de mantequilla cuando casi están finalizando su cocción.

El aceite evita que la pasta se pegue

Pasta 1

Bien sabemos que cuando la pasta hierve tiende a pegarse, y por ello, desde hace muchos años se ha acostumbrado añadirle un poco de aceite a la pasta para evitar que esto suceda. Hasta ahí, es una verdad que parece realmente funcional.

Sin embargo, lo que el aceite realmente hace es cubrir la pasta cocida, lo que si bien previene que se pegue entre sí, consigue además que las salsas que le añadimos después no se adhieran a ella, y eso es algo que no queremos. La solución al problema de la pasta pegándose entre sí es realmente sencilla: continuar moviéndola hasta que se cueza lo suficiente para ya no hacerlo.

El picante de los chiles está en las semillas

Chiles

En México, la naturaleza de nuestra gastronomía ha hecho que la gran mayoría toleremos bien el picante del chile. Sin embargo, hay quienes prefieren evitarlo. A ellos, es a quienes las recetas les indican retirarle las semillas a los chiles para hacer que el platillo quede menos picoso.

Pero en realidad, las semillas de los chiles contienen poca capsaicina, que como ya hemos dicho en muchas ocasiones, es la sustancia que da el tono picante a los chiles. Si nos vemos en la necesidad de disminuir el picor, debemos saber que las más grandes cantidades de capsaicina se encuentran en las venas o membranas blancas de los chiles (a las que están adheridas las semillas).

Se puede suavizar la mantequilla en el microondas

Mantequilla

La gran mayoría de recetas de pasteles y galletas requieren que la mantequilla esté a punto pomada, lo cual significa que debemos sacarla del refrigerador con suficiente tiempo de antelación para que se suavice. Una de las soluciones más rápidas, y quizá obvias, es suavizar la mantequilla en el horno de microondas.

Pero esto último no siempre es la mejor solución e incluso puede terminar haciendo que nuestra receta sea un fracaso. Sucede que a cierta temperatura la mantequilla no se acrema como debería y además, no hay que olvidar que el microondas puede derretir algunas partes de la mantequilla y otras no.

Así, que la próxima vez que necesitemos suavizar la mantequilla de manera rápida, lo mejor será no usar el microondas y en su lugar, usar un rallador de quesos para rallar la mantequilla. Al terminar de hacerlo, descubriremos que la mantequilla está lista para ser usada.

La pasta cocida debe enjuagarse

Pasta 2

Más de una vez hemos visto algún video o leído algún recetario donde se indica enjuagar la pasta tras cocerse, esto principalmente cuando se quiere cortar la cocción y evitar que se suavice más, o bien cuando se va a preparar un plato frío de pasta.

Sin embargo, ninguna de estos dos motivos es suficiente para hacerlo, pues en primer lugar, al enjuagarla no la enfriaremos tan rápido como se cree, y en segundo, al enjuagarla eliminaremos muchos de los almidones que la recubren, lo que significa que la salsa o crema que le agreguemos, no se adherirá a la pasta, por lo que su sabor no será el mejor que podemos obtener.

Imágenes | Pixabay
En Directo al Paladar México | Los cuatro chiles más picantes del mundo
En Directo al Paladar México | Las mejores apps del 2017 para la cocina

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio