Las mejores formas para cocinar un salmón perfecto

Las mejores formas para cocinar un salmón perfecto

Publicidad

La delicadeza de los pescados puede hacer que su preparación no sea fácil, pero afortunadamente el salmón no entra dentro de esta categoría. Es un pescado de carne ligeramente dulce con muy buen cuerpo que mantiene su forma aún cuando lo prepararemos a la parrilla, lo doremos en una sartén o incluso si lo hervimos.

En los últimos años su popularidad en la cocina ha crecido debido a su calidad nutricional, pues ofrece un importante aporte de ácidos grasos omega-3. Cocinarlo es realmente muy sencillo, y entre las formas más comunes de hacerlo es sellado, hervido, a la parrilla horneado o ligeramente asado. Para nosotros, estás son las mejore formas de cocinar un salmón perfecto.

Horneado

Salmon Horneado

Cocinar salmón en el horno es una de las preparaciones más sencillas que podemos hacer, pues usualmente no nos tomará más de 20 minutos hacerlo. Podemos simplemente colocar los filetes en un refractario y sazonarlos con sal y pimienta cuando tenemos prisa, pero si queremos un sabor más interesante, podemos** untarlo con mostaza o aceite de oliva** y espolvorearles pan molido encima para lograr un resultado crujiente.

Otra opción riquísima es untarlos con miel, ajo y salsa de soya y dejarlo marinar durante unas horas. A la hora de colocarlo en el refractario, no hay que olvidar hacerlo de modo que la piel quede tocando la superficie. En caso de que queramos removerla, lo mejor es hacerlo antes de hornear.

La temperatura adecuada generalmente está indicada en la receta, pero si no estamos siguiendo una, lo mejor será hacerlo en un horno precalentado a 230ºC por alrededor de 15 minutos, hasta que se vea completamente cocido.

Hervido o escalfado

Salmon Escalfado

Otra de las técnicas más usadas para cocinar un pescado es escalfado en caldo, y el salmón no es la excepción. Si bien es cierto que podemos hervirlo en agua pura, también es cierto que no debemos perdernos la oportunidad de sazonarlo añadiendo al agua unos dientes ajo, unas rebanadas de limón y una rama de alguna hierba aromática como el tomillo.

Para lograr un sabor intenso en el salmón, la técnica que mejor resulta es calentar el agua sazonada (lo suficiente para que cubra los filetes) a temperatura alta por cinco minutos, tras lo cual cuidadosamente colocaremos los filetes de salmón junto con unas cucharadas de mantequilla o aceite de oliva, reduciremos el fuego al mínimo y dejaremos hervir suavemente hasta que el pescado esté cocido y firme al tacto, lo cual ocurre entre los 5 y 10 minutos. En este caso, lo más recomendable es retirarle la piel al salmón antes de la cocción, pues toma una textura poco apetecible al cocinarse en agua.

A la parrilla

Salmon Parrilla

Una de nuestras formas preferidas de hacer porciones individuales de salmón es a la parrilla. Pero hacerlo tiene su truco. El primero de ellos es no removerle la piel, pues una vez en la parrilla toma una consistencia crujiente y deliciosa.

Por otro lado, no es mala idea marinar los filetes antes de asarlos a la parrilla, reservando un poco de la marinada para barnizar con esta los filetes mientras se están cocinando. De esta manera evitaremos que se seque con el calor directo de la parrilla, sobre la que deberemos colocarlo directamente, procurando una temperatura no muy alta, y sin cubrir daremos la vuelta a los tres minutos para continuar con su cocción por tres minutos adicionales

Sellado al sartén

Salmon Sellado

Lograr que nuestro salmón quede con la piel crujiente en casa, sin encender la parrilla, es realmente fácil sellándolos al sartén, uno de los métodos más sencillos y efectivos que hay para hacerlo. Eso si, es muy recomendable que tengamos una espátula para pescado, que especialmente son flexibles, así como un poco de paciencia y cuidado para no sobrecocerlo.

Resulta muy tentador alejarnos de la estufa mientras estamos haciendo un pescado al sartén, pero lo mejor con el salmón es poner atención al proceso de cocción para evitar que nuestro pescado quede seco y quebradizo. Para hacerlo correctamente, calentamos un sartén a fuego medio por cerca de cuatro minutos. Untaremos el salmón con aceite de oliva para luego colocarlo en la sartén.

Aumentaremos la temperatura al máximo y cocinaremos por tres minutos, esto logrará que el salmón quede con una textura crujiente, pero a la vez se mantenga tierno al interior. Mientras se está cocinando sazonaremos con sal y pimienta antes de voltearlo y cocinarlo por tres minutos antes de servir con un poco de limón y nuestra ensalada favorita.

Imágenes | Pixabay, HealthyFaceHappyKitchen, TableTop31 En Directo al Paladar México | Salmón asado al balsámico. Receta En Directo al Paladar México | Salmón con salsa de yogurt, limón y alcaparras. Receta

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio